Calacoaya : patrimonio histórico de todos los mexicanos

La zona arqueológica de Calacoaya en el Municipio de Atizapan de Zaragoza, en el Estado de México se encuentra en franco abandono. Ha sido saqueda e invadida a largo de los años sin ningún freno por parte de las autoridades locales o federales (INAH). Recientemente, en 2006, las autoridades municipales otorgaron a la empresa FRISA un permiso para la edificación de mas de 2 mil viviendas en los terrenos de la zona, en el Cerro del Borrego (predio el Tornillo). El INAH ha solictado protección a tan solo 1.5 hectareas de la zona aun cuando esta se extiende a por lo menos 115 hectareas, que se planean urbanizar.

Recuperar nuestra historia, nos da identidad y dignidad!

Durante la época prehispánica el territorio de la actual Calacoaya contaba con asentamientos bien edificados que le daban un aspecto cosmopolita debido al numeroso grupo de etnias que allí habitaban. Este poblado fue descrito en la Historia general de las cosas de la Nueva España de Bernardino de Sahagún, el territorio que mediaba entre Calacoayan y Tecoloapan era conocido como los llanos de Tizapán o Atizapán.

El 30 de junio de 1520, Hernán Cortés y los invasores españoles tuvieron que huir de la ciudad de Tenochtitlan en un episodio conocido como la Noche Triste. Durante su huida, el ejercito de Cortés sufrió bajas considerables en la calzada México-Tacuba. Al llegar a Tacuba los invasores fueron repelidos fieramente y no lograron refugio en ningún punto de este poblado tepaneca. Por lo tanto, Cortés huyó hacia el rumbo de Totolpepec (actualmente Naucalpan). En este lugar encontró refugio en un sitio fortificado. Hasta Totolpepec habría llegado una delegación de indigenas provenientes de Teocalhueyacan, quienes entregaron comida y provisiones a les españoles al tiempo que mostraron quejas sobre sus vecinos de Calacoayan, aliados de Tenochtitlan. Luego de esto, Cortés en actitud de venganza, se puso en marcha hacía Atizapan. Al llegar a orillas del pueblo de Calacoayan, el 2 de julio de 1520, se dió un ataque sorpresivo y cruel que culminó con la matanza de cientos de Calacoayenses y el saqueo e incendio del poblado cuyos restos forman ahora la zona arqueológica de Calacoaya.

La batalla y masacre de Calacoaya, forma parte de la defensa y resistencia de los pueblos del Valle de México frente a los invasores europeos. Debemos preservar lo que queda de nuestros antepasados, pues esto nos da identidad y nos dignifica.

En el 2010, año del Bicentenario, hagamos los homenajes reales y sin demagogia, defendiendo nuestro pasado histórico.

miércoles, 17 de febrero de 2010

Hallan ruinas en Atizapán; frenan obra habitacional

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) clausuró las obras de un desarrollo habitacional en el cerro de La Cruz, al confirmar que en el predio donde se construía hay vestigios de la época colonial y prehispánicos, que podrían tener más de mil años de antigüedad. [Más..]

15 comentarios:

  1. ME PARECE MUY BUENA SU INICIATIVA, PERO DESGRACIADAMENTENO TODOS CUENTAN CON INTERNET SUGIERO HACER MANTAS Y VOLANTES PARA LOGRAR REALMENTE LA DEFENSA DE NUESTRO PATRIMONIO HISTORICO. CON GUSTO TE PODRIA AYUDAR

    ResponderEliminar
  2. Señor necesita indagar que la población otomí de calacoaya donde obviamente ha existido un saqueo a la zona pero de vasijas e idolos....pero no de una ruinas.... deberias dar una vuelta haber si sies cierto... lo que propones ok

    ResponderEliminar
  3. jefg83@hotmail.com diganme komo puedo ayudarlos yo me presto a ayudar soy de cuautitlan izcalli jonathan fernandez

    ResponderEliminar
  4. Actualmente soy habitante de Calacoaya, me interesa poder participar activamente, soy fotógrafo profesional de documentales.
    mi correo es
    ferlopez.foto@gmail.com

    ResponderEliminar
  5. me interesa apoyar su causa como muchas otras soy fiel amante de nuestra riqueza arqueologica y cultural, yo los ayudo solo digan como y ahi toy

    ResponderEliminar
  6. yo les ayudo mi correo es reyna_nefertari@hotmail.com, la cuestion es que seamos cada vez mas los q nos unamos a esta causa de salvar nuestro patrimonio cultural

    ResponderEliminar
  7. Desde que yo era niño sabiamos de la existencia de zonas arqueologicas en la zona del cerro de la cruz algunas veces subiamos al cerro camino a la presa de madin de dia de campo y llegue a observar varias zonas escavadas con restos de vasillas rotas esparcidas por todo el cerro, desgraciadamente el INAH nu nca ha hecho caso de las denuncias de los habitantes de esta zona, pues como es bien sabido por todos un buen billete en la bolsa del presidente municipal lo arregla todo.

    ResponderEliminar
  8. Hola, yo soy historiador, y ofrezco mi ayuda, ya he publidado trabajos sobre Calacoaya prehisapánica y me gustaría apoyar con informaciòn y pluma para escribir.

    ResponderEliminar
  9. ZITA ROJANO,fernando ,5 anonimos y a peteca mexicano a casi un año de esto que tiene en la actualidad, como van me gustaria añadirme y clara nunca es tarde

    ResponderEliminar
  10. Yo soy de ahí y desde mi niñez tuve la oportunidad de observar el sitio antes de hubiera fraccionamientos, ríos como el Madin que sobaron grandes rocas, así como el cerro saqueado con vestigios de varias culturas prehispánicas, tlatilca, otomies, naguas. Pude observar caimanes, conejos, corre caminos. Gran variedad de cuevas que antes de construir la presa eran minas de arena y que entonces recorrían todo el cerro de la cruz llegando al otro lado de san Juanico. Innumerables vestigios arqueológicos me encontré, fragmentos de vasijas, caritas tlatilca, orejeras de barro y obsidiana, y muchas ruecas o malacates. Las cuevas que ahora son viviendas, así como casa y haciendas que tenían caballos, chivos y toros. La iglesia es un caso único del siglo XVI con piezas de piedra que pertenecieron a estructuras prehispánicas. Es impresionante encontrar obsidiana de color dorado, también conocí los sitios donde los primeros frailes habitaron, parecían temascales tallados en el tepetate, ahora pretenden construir donde hubo cuevas(un peligro) se han sumido casa enteras en los 70s, es de considerar preservar el lugar como reserva ecológica y arqueológica. Es notable como se dio una fiebre o moda entre los indígenas en tallar las piedras pómez como cabezas de serpiente, desde pequeñas a grandes, he encontrado piezas talladas en hueso de origen tlatilca, los nahuas de calacoaya fueron masacrados el 2 de julio de 1520 por Cortez, y es un sitio histórico. Saludoseric Hansen Mena.

    ResponderEliminar
  11. Seguimos luchando por la zona. Favor de contactarme elpalmar.25@hotmail.com

    ResponderEliminar
  12. Hace algunos años, en el mercado de la colonia sagitario, frente al deportivo Ana gabriela, en se mercado escavaron muy profundo para un local y los albañiles sacaron figurillas de barro, dejaron en el basurero algunas, las mas grandes se las llevaron. Yo tome algunas y las guarde. No se si alguien mas se dio cuenta del hallazgo, si alguien qquiere ver esas figurillas mi correo es minkatao@gmail.com. seria genial que lograran rescatar esas zonas, pero bien sabemos que hay dinero de por medio.

    ResponderEliminar
  13. Hace aproximadamente 3 años, en el mercado de la col. Sagitario frente al deportivo Ana Gabriela, escavaron para hacer dos locales y sacaron piezas, pequellas figurillas de barro y caras de piedras blancas, los albañiles las tiraron al basurero, algunas estaban rotas yo recogí algunas, aún las tengo. Sacaron otras de aproximadamente unos 80 cm esas se las llevaron ellos. En esos locales actualmente se vende pollo y el de frente semillas secas, no se si alguien mas se dio cuenta de esto. Si alguien quiere fotos de esas figurillas, les tomo fotos y se las envió. Seria importante saber si hay mas piezas allí. Mi correo es minkatao@gmail.com

    ResponderEliminar
  14. Seria muy bueno que se hiciera publicidad a toda esta información ya que mucha gente no tiene ni la menor idea de lo que tiene cerca debemos defender nuestra historia y conocerla.

    ResponderEliminar
  15. Seria muy bueno que se hiciera publicidad a toda esta información ya que mucha gente no tiene ni la menor idea de lo que tiene cerca debemos defender nuestra historia y conocerla.

    ResponderEliminar